Los huevos de Pascua son toda una tradición en EEUU y cada vez es más habitual que se cuelen en nuestras casas. Si habéis sucumbido  a los Easter Eggs o simplemente queréis disfrutar con los peques de una tarde de manualidades, os mostramos un DIY que seguro os encantará.

 

A nosotras nos gusta decorarlos con pintura y rotuladores, ya que creemos que es lo más fácil para los peques, y es que además quedan genial.

Materiales:

  • Huevos blancos aunque también podéis combinarlos con huevos marrones.
  • Celo
  • Acuarelas o pintura acrílica
  • Rotulador negro

Pasos:

  • Hervimos los huevos durante 8-10 minutos para que queden duros. Dejamos enfriar y los secamos bien con papel de cocina.
  • Envolvemos algunos huevos con celo (capas intercaladas) para crear la doble línea.
  • Mezclamos la pintura con un poco de agua, un recipiente por cada color que queramos usar,
  • Teñimos los huevos sumergíendolos en cada recipiente de color. Cuanto más tiempo lo dejemos en el líquido más fuerte será el color que tendrán. Otra opción para teñir el huevo es aplicar directamente la acuarela con un pincel sobre el huevo. 
  • Después secamos el huevo con papel de cocina, retiramos el celo de los huevos que lo lleven y los conservamos en su recipiente de cartón.
  • Utilizaremos el rotulador si queremos añadir algún detalle decorativo (como estos bigotes o vuestros nombres o iniciales)

y este es el resultado:

 

Bueno ¿Que os ha parecido? Fácil verdad? Os vais a animar a hacerlos? 

Nosotras creemos que son perfectos para decorar los platos o la mesa durante la fiesta de Pascua o simplemente para ponerlos en la repisa de la venta y recordarnos que estamos de fiesta!! 

ah!! Recordad que son decorativos y que al usar pintura no se pueden ingerir. Para poder comerlos tendríais que sustituir la pintura o acuarela por colorante alimentario y no usar el rotulador.

 

¿Easter Eggs o Huevos de Pascua?

Deja un comentario