Hace tiempo que escribimos una entrada sobre los  botiquines emocionales, y la verdad es que según hemos ido conociendo sus aplicaciones más seguras estamos de la importancia que es tener uno en casa con el que poder gestionar la emociones de los más peques.

En esta ocasión os presentamos un botiquín que nos ha encargado una profe y que ya está usando con sus peques en clase, y la verdad es que estamos super contentas con el resultado.  Queréis verlo?

Antes de nada os paso un link de un post anterior en el que está explicado que es un botiquín emocional y los diferentes elementos que lo componen: que es un botiquín emocional? aunque en este caso además de los elementos base de botiquín hemos añadido un par de componentes mas referentes a la pentacidad y el monstruo de colores, pero eso ya os lo explicaremos en un próximo post.

El botiquín emocional es un recurso que sirve para calmar el malestar emocional de nuestros niños y que, usándolo de forma adecuada, nos servirá para ayudarles a reconocer y transformar sus propias emociones.

El botiquín base está formado por:

  • Tiritas pegabesos. Son tiritas totalmente personalizadas. Hay que tener muchas porque se usan casi a diario. Curan la mayoría de los males de forma muy efectiva.
  • Cojín quitapenas. Normalmente después de la incontinencia lacrimógena, los pacientes terminan muy pero que muy cansados. Este cojín es perfecto para ese momento. Gracias a él, todos sus problemas se esfumarán en cuestión de segundos y caerán rendidos en los brazos de Morfeo. Los que son de colores alegres o contienen mensajes motivadores son más eficaces. En este caso, nuestra teacher preferida lo tenía claro: el cojín de las cosas bonitas!
  • Spray calmante. Un vaporizador y colonia diluída en agua son el remedio perfecto para calmar a los más peques. Este spray tiene doble funcionalidad, por un lado se puede usar para calmar a los niños cuando están con una rabieta o muy sofocados, rociandoles con el spray para que se centren en los olores y textura, o también se puede usar como spray antimonstruos con los peques que tienen miedo al acostarse. En este caso se rocia el spray en la habitación para que no aparezcan los monstruos, además los peques pueden acudir al botiquín en cualquier momento y cogerlo, o incluso, siendo más previsores, pueden ir a buscarlo antes de irse a dormir, y dejarlo al lado de la cama, por si el ataque se diese una vez hayan cogido el sueño.

  • Caramelos quitapenas. Estos caramelos son el complemento ideal a las tiritas pegabesos. Suelen servir para eliminar del todo la resaca del llanto. Conviene tener bastantes en el botiquín. Nunca se sabe cuándo harán falta. Mantener permanentemente vigilados.
  • Jarabe reconfortante: Se puede tomar junto con los caramelos quitapenas y nos sirve para dejarnos un buen sabor de boca. Recomendamos tener uno o dos sabores diferentes.
  • Insignia felicidad: Una vez el paciente ha superado su malestar le impondremos la insignia de la felicidad, para que quede constancia de que lo ha superado y lo bien que lo ha hecho.
  • Fonendoscopio. Muy importante disponer de uno en el botiquín, para que el doctor lo utilice siempre que lo considere necesario.
  • Recetas para prescribir alegría. Son la base de todo. El doctor recetará alegría a raudales una vez que el paciente se ha curado por completo y vuelve a estar en plena forma.
Para completar el botiquín emocional, hemos añadido un cariñograma, un panel de los sentimientos, un rincón de sintonías y los tarros y marionetas de los monstruos de colores… pero esta parte ya os la enseñaremos en el siguiente post!!  ;P

La verdad es que nuestra teacher está encantada con el resultado y nosotras felices de poder contribuir un poquito a que los más peques entiendan un poquito más sus emociones.

ah!!! y os habéis dado cuenta que el botiquín está en inglés?? pues bueno que sepáis, que ya nos hemos puesto con el siguiente y estará en euskera, pero si lo necesitáis en algún otro idioma, nosotras estamos dispuestas a ayudaros!!

Ah, y si os ha gustado compartir ;P

Un besazo!

 

Botiquín de las emociones
Etiquetado en:                

Deja un comentario